Redes Sociales

FacebookTwitter

Murió después de comer cucarachas en una competencia

Edward Archbold, un estadounidense de 32 años, quería ganarse una pitón gigante de premio. Pero se desplomó después de ingerir unos 20 bichos como cucarachas y hasta gusanos, dentro de un concurso… del resultó ganador.
La competencia se hizo en un local de venta de reptiles en Deerfield Beach, a 65 kilómetros al norte de Miami, y participaron 30 personas. El vencedor sería quien comiera más insectos en cuatro minutos sin vomitar.
Archbold se comió 20 insectos “enormes, crujientes y viscosos” y se llevó la pitón hembra Ivory Ball, cuyo valor es de 700 dólares. De pronto, comenzó a sentirse mal, vomitó y murió al llegar al hospital. “A menos que las cucarachas hubiesen estado contaminadas con alguna bacteria u otro patógeno, no pienso que fuera peligroso comérselas”, consideró un entomólogo de la Universidad de California.
Antes de la competencia, todos habían firmado un documento en el que “aceptaron responsabilidad por su participación en este competencia única y poco convencional”.

Deja un comentario