La sexta generación de equilibristas, el último desafío de Aisikaier era cruzar un valle en la provincia de Human, de 700 metros de extensión, sin ningún tipo de protección y a 200 metros de altura. Todo un récord. Y para que esto sea más dificil e inédito aún propuso una caminata para atrás, y con los ojos vendados, aunque a sólo 40 metros del final del recorrido, un paso el falso produjo su caída libre de 200 metros de altura que dejó sin aliento a los cientos de espectadores de ese momento.

Debido a una gran cantidad de árboles que la detuvieron, sólo sufrió golpes menores, y pudo caminar por sus propios medios para volver y saludar a los presentes.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Twitter Users
Enter your personal information in the form or sign in with your Twitter account by clicking the button below.

Twitter Tweet This