Una mujer perdió temporalmente el conocimiento a causa de las mordidas amorosas en el cuello que le dio su pareja. La víctima, de 44 años, de Nueva Zelanda, fue llevada al hospital después de perder el movimiento en su brazo izquierdo mientras miraba la televisión. En la guardia, los médicos detectaron un leve derrame cerebral. Intrigados por la causa, encontraron un pequeño hematoma en el cuello, cerca de la aorta. La mujer, sin darle importancia, respondió que era una mordida que había recibido uno días antes en medio de una relación amorosa. Los cierto es que esa mordida “fue con succión lo que provocó una contusión en el interior que formó un coágulo en la arteria”. Eso, a su vez, provocó el desprendimiento de un coágulo, que dio lugar a la pérdida de movimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Twitter Users
Enter your personal information in the form or sign in with your Twitter account by clicking the button below.

Twitter Tweet This